7 de mayo de 2009

RELIGIÓN


La religión es, sin duda, un tema espinoso. Hablar de este concepto es hablar, para mí, de tres realidades fundamentales: la religión en sí misma (entendida como un conjunto de dogmas y preceptos), la gestión de la religión (en el caso del catolicismo, estaríamos hablando de la Iglesia como institución) y las creencias de los fieles (donde entraríamos en las interpretaciones personales y/o dogmáticas del hecho religioso).

Desde mi punto de vista, la religión es manipulación. Es un continuo adoctrinamiento de unas ideas que nos son inculcadas, y que nosotros repetimos casi como autómatas.